Bruselas, 19 jul (EFE).- El primer ministro de pc, Mark Rutte, reconoció este domingo que “hay problemas importantes en el Sur” y mostró la disposición de “ayudar”, pero advirtió de que también quiere que “se implementen las reformas necesarias” y recordó que “todo el mundo debe estar de acuerdo” con la propuesta final. “Estamos tratando de ver todos juntos adónde nos va a llevar esto. ¿Podemos salir de ahí? Es complicado. Nos presa…