Perú, otro de los 300.000 casos acumulados de COVID-19