Roma, 25 jul (EFE).- Ha sido un juez implacable, un asesino psicópata, el alcalde bondadoso que ayuda a dos mujeres enamoradas y el vecino de un ‘canibal’, pero Manolo, Sólo quería mostrar en vis cómica. Y se ha conseguido gracias a “Sevillanas de Brooklyn”, una de los pocos largometrajes que se ruedan estos días el país a la covid-19. “Creo que la tengo, está mal que yo lo diga, pero me apetecía mucho porque estoy ahí un poco encasillado en drama y creo que tengo h…