París, 18 jul (EFE).- La justicia sospecha que el incendio que se declaró este sábado por la mañana en la catedral de Nantes tuvo un origen criminal, ya que los bomberos se encontraron al llegar con tres focos diferentes de fuego. El fiscal de Nantes, Pierre Sennes, explicó a la emisora de radio “France Bleu Loira Océano” que esos tres puntos diferentes “nos llevan un privilegiar la hipótesis penal, no es resultado del azar”.