Jerusalén, 19 jul (EFE).- A partir de 2021, el primer ministro, Benjamin Netanyahu, tendrá que acudir tres veces por semana como acusado al juicio por corrupción que hoy tuvo su segunda vista, mientras en la calle crecen las protestas contra en la gestión de la segunda ola de coronavirus. El jefe del Gobierno israelí no tuvo que asistir a la audiencia de hoy, de la fase de pruebas, en el Tribunal de Distrito de Jerusalén, de donde, si se congregaron una decena de ciudadanos…